Sufriendo por el Racionamiento Eléctrico

Monday, April 5, 2010 8:26 AM Posted by Louisianee
Sabes que estás en apuros cuando encender la computadora te hace sentir como judio en territorio nazi. No, no soy judía y tampoco he estado en territorio nazi; pero sólo hay que ver La Vida es Bella, leer el diario de Anne Frank y un par de documentales para sentir apenas un ápice de todo el dolor que se sufrió. Bien, no creo que sea igual mi sufrimiento pero seguro se acerca un poco.

Se preguntarán de qué demonios habla esta loca quien escribe. ¡Hablo del racionamiento eléctrico! Vean:




Las multas de 75%, 100% y hasta 200% para quienes no cumplan con las metas de reducción de consumo eléctrico, fijadas por el Gobierno sólo se aplicarán a los clientes de la Electricidad de Caracas.
Según un comunicado de prensa emitido por la Energía Eléctrica de Venezuela (Enelven) y la Energía Eléctrica de la Costa Oriental del Lago (Enelco) las medidas de ahorro de energía referidas a los usuarios de alto consumo serán aplicadas únicamente en Caracas, mientras en el resto de los estados del país se seguirán aplicando los planes de racionamiento programado vigentes a la fecha.
Las metas de reducción del consumo eléctrico, así como los incentivos al ahorro (las multas que implican penalización o la reducción de las tarifas aplicable en el cobro de factura para quienes disminuyan el consumo energético) fueron anunciados durante una cadena del presidente Chávez emitida a la medianoche del pasado lunes.


Es terrible, sobretodo para quienes abusamos de servicio en cantidades masivas. Nain, bien sé -al menos yo, porque no sé ustedes-, que mi único uso de la electricidad incluye apenas la pc y el calentador que hace hervir el agua con la que me baño. No veo tele, no suelo usar el microondas, no uso la lavadora ni la secadora porque lo hacen por mi (?). La ropa delicada la lavo a mano y la seco al sol. ¡Mi ropa se encoje en la secadora, o eso intento pensar cuando no me caben los pantalones! Esto se ha hecho más común en casa por el racionamiento de agua y de electricidad. No uso aire acondicionado porque son pocas las veces que tengo suficiente calor para necesitar uno. Generalmente estoy temblando como un Chihuahua. La nevera no es mía, así que no importa... Pero, a pesar de que yo soy la persona que -posiblemente- menos consume en esta casa, probablemente soy la más asediada.

Mi cuñado está muy preocupado por este asunto y no se lo recrimino. Sin embargo, se preocupa tanto que está entrando en el oscuro tunel de la paranoia. Mi madre le llama "El príncipe de las tinieblas" porque apaga todas las luces por donde pasa... Como si los bombillos blancos consumieran mucha energía. Los pasillos y salones oscuros solo dan pie a ... golpes en los pies, brazos, manos, piernas y sobretodo las atormentadas rodillas.

A veces estoy usando la pc y voy un momento a la cocina. No han pasado ni diez minutos y viene alguien a decirme algo como esto:
"¡Dejaste la computadora encendida!"
Rayos... Okay, mejor la apago y cuando termine de servirme algo de tomar la vuelvo a prender (?). Me dijeron que no la usara mucho, porque hay que ahorrar electricidad. Eso lo entiendo, pero... una computadora consume entre 300 y 400 watts. En cambio, el aire acondicionado entre 1200 y 1500 watts. Cabe mencionar que la familia del mencionado enciende dos aires acondicionados durante toda la noche. Yo muero del frio mientras ellos piensan que tienen calor y usan aires acondicionados. Cuando Niece duerme en su cuarto probablemente sea peor, porque son tres aires acondicionados en funcionamiento.
-Apaga la computadora.
-Pero -suplico con mis ojitos de perrito.
-Pero nada, no gastes tanta electricidad.
Me siento mal por no poder decirles algo como: "De qué hablas? tú gastas muchísimo más que yo." Pero no puedo, porque están en su casa. Hablaría de algo que no es mentira, pero no lo tomarían en cuenta.
-¿Sabes lo que les pasa a los que consumen drogas cuando no pueden consumir?
-¿Les dan ataques extraños?
-Pues eso me da a mi cuando no tengo la computadora -grito entrando en modo Ray Charles cuando estaba en rehab.
Nope, no sé si eso sería lo peor o no. Aparte de la cantidad de electricidad que YO stoleo y acumulo en mi cuerpo, electricidad que me da cosquilleos y que no es más que el simple psicoterror que me tiene montado este hombre; me da tembladera al oler su perfume y escuchar sus pasos que con oido de un can percibo. ¿Por qué? Porque al menor tecleo que haga, al ver la luz de mi monitor colarse por la puerta... ¡vendra a decirme de mal modo que apague mi pc! ¡Que apague mi pc, por Dios! ¡Me lleva y me trae!
Por eso mismo he estado conectándome ya bien noche. Trato de evitar verla durante el día para no sucumbir ante las ganas de deslizar mis deditos por mi hermoso y negro teclado. Me siento como si me estuviera robando el cable o el tofu de alguien. Me siento como si violara la ley, como si comprara Call of Duty en un centro comercial. El racionamiento eléctrico no sólo ha afectado mi dosis diaria de la pc sino de internet también. Por causas ajenas, claro, ya que lo que tengo que decir no se relaciona mucho.
Mi madre, mi hermana, mi cuñado y yo estabamos sentados a la mesa hablando de trivialidades. Mi madre, tan bella como siempre, con voz dulce y amable le propuso que pagaría por el teléfono y por lo tanto, por el internet. Debido a que yo soy quien usa el internet acá, ella desea pagarlo.
-¿Y no sería bueno también aumentar la capacidad del intenet? -preguntó ella mientras discretamente hacía una sugerencia.


Él sólo se sorprendió, soltó lo que tenía en la mano y puso su cara como si estuviése preparándose para dar un enorme discurso.


-¿Para qué quieres más internet? Tú no usas internet.


Mi madre quería mirarme a mi y yo no tenía ganas de soltar ni "a" en esa conversación. Todos en la mesa sabíamos quién usaba el internet. ¡YO! Pero ninguna de nosotras diría algo. De hecho, creo que las tres sabíamos por dónde iba él.


-¿No sería mejor? -preguntó mi madre bella.
-Tú no usas internet, no lo necesitas y no lo usas. Tampoco es como que lo necesites, ni que lo uses. ¡Porque no lo necesitas! ¿Para qué quieres internet más rápido?


Mi madre ya no sabía bien qué decir, pero sin embargo se mantuvo firme.


-Es solo que así nos beneficiamos todos.
-¿Cómo se mide eso de la rapidez del internet, cómo es que nos beneficiamos? Ya tenemos 56kb. Es lo ideal. No necesitas más de eso. ¿Por qué necesitas más de 56 kb?
-Ehmm...


Mamá se quedó así como sin habla porque no sabe mucho de eso. De hecho, sabe demasiado de computadoras y tecnología para su edad.


-¿Alguien sabe? -preguntó como si nos retara.


Yo levanté mi mano casi tímidamente.


-El tiempo que me toma descargar... por ejemplo, una canción, con 56 kb serían como 5 minutos... Mientras que con 1MB podría descargarlo como en un minuto o menos. Lo que quiero decir es que me ahorro mucho tiempo. Muchísimo de hecho. Las páginas se me abrirían muy rápido.
-¡Tú no necesitas tanta rapidez! -dijo disgustándose y ya casi perdiendo los estribos.


Yo me asusté un poco y me callé.


-En primer lugar tú no tienes por qué abrir tantos programas -continuó.


Me quería sonreir, pero sabía que no podía o me gritaría más.


-Realmente solo abro Messenger, Firefox y el Reproductor -repliqué sin levantar mi voz.
-Pues siempre tienes un monton de cosas abiertas.
-Ah, ¿pestañas?
-No lo sé, como sea. ¡Tienes muchas! Por eso el internet te anda lento.
Pensé "el internet no me anda lento porque abra muchas pestañas... el internet me anda lento porque es lento... 56 kb, hahahá". Pero no dije nada, porque probablemente moriría de asfixia. No solo me causaba gracia que dijera que 56 kb eran suficientes ¡para mi! Sino que confundiera la rapidez del internet con la memoria ram... He tenido que dejar de jugar castle age porque se tarda demasiado en cargar la lista de personas a quien matar. Cuando los clickeo ya están muertos por ahi. ¡Qué terrible!
Él repitió lo mismo como una canción puesta en loop durante tres o cuatro veces; seguido por mi mami diciendo "ya entiendo", "ya entendi...". Luego de eso mi madre dijo que solo quería proponer algo, solo una sugerencia; que él no tenía por qué ponerse así.
-Es que tengo que repetirles las cosas sopotocientas veces para que las entiendan. ¡Porque quiero que acepten lo que les estoy diciendo! -gritó prácticamente admitiendo que quería imponerse tal como lo haría un rey.
-Eso se llama adoctrinamiento -musité lo suficientemente fuerte como para que me escuchara.


Fue un momento que de recordarlo me hace pensar en cuando el Coronel Hans Landa irrumpió en la casa donde Shosanna y su familia se escondían, en Inglorious Basterds. En ese instante me senti como una simple opositora al cruel gobierno y que me dispararía en la cabeza por solo susurrar la vil palabra "adoctrinamiento". Posiblemente es porque cada vez estamos más cerca de vivir asustados por lo que hablamos y por lo que opinamos -al menos los venezolanos.


Casi sentí una enorme ola llevándose y arrastrando mi cuerpo hacia la orilla donde tragaría arena y medusas. Pero no, simplemente asintió, admitió enfadado que sí, que era adoctrinamiento. Luego de eso siguió más plática sin sentido y se marchó molestísimo.

¡Ya dejen de preguntar por qué no confío en nadie!

2 Response to "Sufriendo por el Racionamiento Eléctrico"

  1. Completamente Gilipollas Says:

    Yo es que como buen gilipollas no tengo muchas luces...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

  2. hhyyooggaa Says:

    ¿por qué no confías en nadie?

    ahh... cierto... en mi blog lo sugerí... qué obediente... jajaja, sí, como no... xD

    by the way... cada vez tu cuñao' me cae pior...