El té con... ¿con qué?

Es común para mí tomarme un té negro con limón luego de la comida; tal parece que no es muy común para ellos –los mesoneros.  Generalmente al finalizar una comida, el mesonero o mesonera ofrece un postre o algo calentito para tomar… Yo siempre pido un té negro. No me gusta el café, me parece que sabe horrible. En cambio el té negro con limón me parece lo mejor. Me encanta terminar un almuerzo o deliciosa cena con una tacita de té con limón.

Sin embargo, cuando pido un té, el mesonero me mira con cara de que le pido el Santo Grial.
–¿De manzanilla? –pregunta preparado para apuntar la nota.
–No… Negro –respondo amable y cortés.
–¿Negro?
–Sí, negro… y si puede me lo trae con limón también. Gracias.

Mi hermano Jean me llevó a un café que me gustó inmensamente por sus deliciosos postres –Cheesecake for the win–. No quedando así exento de crítica, una noche de un día cuyo nombre no puedo recordar pedí la bomba atómica, quise mi té con limón.
–Para mí un vaso con agua y para la señorita un té con limón, por favor. Caliente –lo pidió Oniichan.

Poco rato después, el mesonero volvió con nada más ni nada menos que un té frío. Un Nestea simplón con un shot de limón. Le dijimos que no habíamos pedido un té frío, sino caliente. El mozo puso la cara que suelen poner las personas cuando ven arte abstracto. “¿Caliente?” preguntó algo perplejo. “Sí, caliente…” ¿Es que acaso teníamos que hacerle el dibujito de una taza? No, lo habría confundido con el café. Al rato trajo el té negro… efectivamente caliente y sin el shot de limón. Jean le dijo que faltaba el limón y el muchacho –que ya estaba enseñando sus plumas de pichón recién salido del cascarón– arrugó el ceño y recordando la orden original pidió disculpas y se fue. Se tardó un buen, y es que el muy mal mesonero se olvidó de nosotros, o eso le da por pensar a mi mente paranoica. Luego volvió –nuevamente–, y recordó que había dejado el shot en una encimera justo al lado de nuestra mesa. ¡Bravo! Al fin tuve mi té caliente con limón. Jamás se habían tardado tanto con una orden así.

Claro, usted lector pensará que soy una vieja quisquillosa, pero si he pedido un té con limón y caliente no me voy a tomar un té helado.

En fin. Lo peor es cuando voy a un restaurant chino y no sirven té… ¡Restaurant chino que no sirve té, la carne que sirve es de perro o de gato!  No, no me hagan caso. Al sushi-bar, no, no sirven té. ¿¿Por qué?? ¿Dónde quedó la bebida caliente luego de la comida? ¿Es que acaso ha mermado tanto su buen uso que sólo el inderogable café sigue en pie?

¡Qué lástima! A mí que me gusta tanto tomar el té. Solo por eso… y solamente por eso... haré una fiesta del té. Los que vengan pueden traer galletitas, brownies y cositas dulces. Gracias.


Lack of Liberty

8:29 PM Posted by Louisianee 1 comments

¡Y entonces me dijo...!

¿Saben qué me choca? ¿Saben qué me fastidia tanto como un mosquito rondando mi oído?
¡La gente que habla en clase!

El profesor de matemática está explicando algo que –pongámoslo así– no entiendo. Mis ojos se enfocan en la pizarra, mis oídos son antenas parabólicas que desean sintonizar la estación del sensei… ¡PERO! Justo detrás de mí… sobre mi hombro derecho escucho una vocecita…

En el escalón de arriba y tres puestos a la derecha se sienta una señorita que –seguro– debe sentir que es suficientemente lista para no prestar atención a la fórmula planteada en la blanca frontera; una señorita que opta por el rosa todos los días y sus lápices tienen cositas cursis. No, no es Elle Woods de Legally Blonde, tiene el cabello negro y piel morena. Sí, es cierto que no sólo las rubias son tontas, las hay de todos colores.

La voz grave de mi maestro, licenciado en física –porque eso lo hace muy diferente–, danza en el aire con la voz de mi amada compañera, que casi chirriante un Golbat parece, y se mezcla involuntaria con aquella agudeza letal. Aquellas ondas chocan y en vez de entender que “y = ay² + bx + c” entiendo que a la señorita no le dio tiempo de cortarse las uñas de los pies y por eso se puso zapatos normales.

En vez de entender que “log(ab) = log(a) + log(b)”, entiendo que “Y entonces mi esposo me llevó a un restaurant bellísimo en Las Mercedes… ¡Yo estaba que me derretía! Tú sabes… cuando sientes esas maripositas ricas”. ¡Ahhh! Grito en la profundidad de mi mente, no puedo escuchar al profesor y me dan unas ganas inmensas de voltearme y decirle que se calle la jodida boca, que a nadie le interesa si quiere tener bebés o no, al menos no a mitad de una clase.

No sólo se entretiene ella misma con sus banalidades superfluas e irrelevantes sino que entretiene a los demás y su voz interrumpe al profesor que súbitamente se da la vuelta y pregunta: “¿Entonces? ¿Cuánto da el valor de Y?” mientras señala a la susodicha. Esta mira hacia su izquierda evadiendo la fuerte mirada del licenciado y el profesor con blanca sonrisa lanza su estocada final: “No, no es con la de al lado, es contigo. Estás perdida”.

Vale, el mundo sería diferente sin esas personas… ¡Pero por favor! ¡En clase no!

La fiesta es en mi casa

8:10 PM Posted by Louisianee 3 comments
No, la fiesta es en la casa de al lado cuatro casas al lado. Yo no hago fiestas porque soy una aburrida. Tal vez me gusta bailar, tal vez me gusta tomar un par de tragos… ¡pero no me gusta el vallenato! ¡Coño! ¡Que no! ¿Ya? Vale…

No tengo absolutamente ningún problema en que los demás tengan una fiesta, al contrario. Es propio del venezolano ser bonchero y pachangero. ¡Pachanga, pachanga! Como decían los pingüinitos de Happy Feet. ¡PERO! Es terrible que me duela la cabeza y tenga que estar en la fiesta… porque estoy. Estoy –del verbo ser– en la fiesta. Puedo oler la cerveza, sentir el boom boom boooooooooom del reggaetón que recorre mi conducto auditivo externo y retumba en mi pobre y desgraciado tímpano. Escucho las conversaciones como si los mamarrachos que dicen que tal y cual está buenísima estuvieran en mi propia habitación. ¿Qué es eso? Qué invasión de espacio personal. Me sentiría mejor con Brainy respirando sobre mi hombro. Me sentiría mejor si Gary se paseara por mis brazos.

Y es que si me voy a dormir escucho a Aventura susurrándome al oído “ay, Alexandra, ay, Alexandra; ay Dios…” ¡Mi nombre es Karen! Y no, no me interesa si eso no es amor sino que se llama obsesión. ¡Joder! A mí me gusta irme a dormir en casi total oscuridad –no puedo negar que la semi taciturna luz naranja que se cuela por mi ventana me agrada– y en SILENCIO, bendito silencio. Si quisiera escuchar música pondría a andar el reproductor.

Me cubro hasta la cara con las sábanas, me da calor. Me pongo una almohada en la cabeza y me asfixio. Tapo mis oídos pero me canso… ¿Bájenle, eh? Al volumen, digo.

Pero sólo hay una forma madura para resolver esto… ¡Poner mi música más alta!
WUAHAHA

 

Indiosingracia Verbórrea

Mi contacto con las personas de bajos recursos académicos me ha llevado a preguntarme...

¿Qué consecuencias les puede traer la falta de vocabulario?

Estos individuos que utilizan un reducido número de palabras para referirse a una inmensidad de conceptos pueden verse en verdaderos aprietos cuando se encuentran ante aquellas expresiones que deberían ser de uso común y, aún así, desconocen.

Recientemente me dispuse a estudiar las cosas que suelo decir con habitualidad y descartarlas por unos segundos para terminar diciendo algo como "¡rayos!". Hay una serie de expresiones que alguna gente de aquí no llega a entender... Al menos no con facilidad. No tengo nada en contra de las personas ignorantes, aclaro. Al final de todo, TODOS somos ignorantes de cierta manera. Todos tenemos fortalezas y debilidades, pero anyways, me dio por hablar de esto. And by the way, todos tenemos derecho a decir lo que queramos y a hablar como queramos, y todos hemos hablado o actualmente utilizamos lenguaje coloquial en la vida cotidiana.

Me causa mucha gracia recordar cuando trabajaba en la tienda. Un día, terminando cierta tarea, acabé diciéndole a mi compañera: "Voila!! C'est fini". Sólo respondió con una pregunta que me desestabilizó un instante: ¿vuela? ¿¿Eh??

Entonces Voila es a Vuela como Falacia es a Felación. Que no saben lo que es una falacia pero sí que saben lo que es lo último. Pueden notar que las palabras APENAS se parecen, pero que tienden a ser confundidas por la plebe (?).
Eureka” – “¿Pecueca?”
Beethoven” – “¿El perro?” –que por cierto…
“San Bernardo” – “¿El santo de los anunciantes?”
Vestier” – “Uhmm… ¿Ein?”

Aparte de esto, están las palabras complejas que se reemplazan con unas más "simples"; endulzando así el color del slang, jerga pura de la gentuza gente del ghetto. Ejemplos:
"Concebida" es reemplazada por "parida", ejemplo: “eso fue un pensamiento pre-parido".
Aprehendido” por “enjaulao’”
“Las vestimentas” por “Los trapos
Muchísimo” por “Burda” –por Dios, vean el significado de la palabra con la que reemplazan.
“Tengo jaqueca” por “Me duele la cabeza” –muy común y retenormal.
“La policía” por “Los pacos
Huir” por “Dejar el pelero” –que de hecho es más larga.
Embriagarse” por “Rascarse” –no sabía que los borrachos se rascaban.
Cortejar” por “Levantar”, ejemplo: “Cortejar a una dama”, “Levantarse una jeva”. Ah sí, chica > jeva.
Salir de Fiesta” por “Rumbear”, “Guachafear”, “Joder”.
Tirar” reemplaza al acto de las relaciones sexuales; generalmente fornicio.
Licor” por “Caña” > “Voy a jalar caña”… Ah okay, yo me imagino a alguien halando las cañas… LOL
Homosexual” es reemplazado por “Marico”, “Pato”, “Parchita”, “Partío”, “Mariposa” y pare usted de contar.
Amigo” se reemplaza con “Marico” –sí… lo sé, no me he equivocao’-, “Pana”, “panita”, “panadería”, “Huevón”.
Infidelidad” por “Cachos” o “cuernos”.
Buenísima” por “Explotaa’”
Documento” por “Papel
“Mujer deseada” se reemplaza con “Zorra”, “Perra”, “Bicha”, “Descarada”, “cualquiera”, “regalada”, etc, etc.

Entre tantos.

Y he aquí una LEY y principio, si usted le quiere llamar así, que dice:
"Todo concepto que se refiera a un objeto tangible puede ser cambiado por "cosa"”. Principio principalmente usado por los que desconocen ciertos nombres o significados.

Fuera de la confusión con las palabras "parecidas", entré en el enorme pantano de la omisión y el reemplazamiento de los conceptos correctos. Por ejemplo llamar a un objeto -que tiene nombre definido- como "cosa", "vaina", "bicha" y similares. Lo peor es cuando el reemplazamiento se hace con groserías. Ejemplos:
-"Pásame la bichita esa" reemplaza a "por favor, facilítame la llave inglesa".
-"Suelta la perola esa, mijo" reemplaza a "Deja de jugar con el PS3, Ambrosio".
-"¿Vas a seguir con esa vaina?" Reemplaza a "¿Podrías dejar la desidia, la pereza y la lavativa?
¡Y mi favorito!
-"A mí no me gusta andar comiendo mierda!" Reemplazando a "Paso, no es de mi agrado la comida chatarra"

Y todas aquellas expresiones pueden ser utilizadas en las mismas circunstancias. Ejemplo:
-"¿Vas a seguir con esa vaina?" puede equivaler a "¿vas a seguir con esa broma?" O "¿vas a seguir con esa mierda?"

No se puede negar que el hablar coloquial es parte de la cultura y la identificación de un país; sin embargo, me causa gracia ver como el mismo parece un circulo vicioso, siendo que a veces les es casi imposible utilizar las palabras correctas… aún queriéndolo, aún estando en un evento que amerite formalidad.

Imagínense que tal persona es entrevistada por la televisora local.
-¿Qué piensa usted de la política actual? –pregunta la periodista.
-Bueno, la verda’ es que yo no le paro bolas a esas vainas.
-Claaaaaaaro. Corten.

No hay duda de que es evidentemente mal visto decir malas palabras en diversas situaciones, sobretodo si se requiere cierto grado de seriedad. Es mi opinión que aquellos que ven muy dificultoso el moderar su vocabulario, son aquellos que son y serán vistos como marginales. Aún cuando se tenga dinero o se vista bien. La marginalidad es con más exactitud un estado mental.

Es por esto que es tan importante cuidar el vocabulario y alimentarlo constantemente con más definiciones. Aprender, instruirse, educarse.

Lean con regularidad, es saludable.

He volvido~

3:12 PM Posted by Louisianee 1 comments
Me alegra haber vuelto luego de una terrible semana sin pc. Bueno, cinco días. Así que un video sólo porque si.

The Clash - Rock the Casbah


Ahora, me alegra no haber perdido el tiempo del todo. Espero que sigan disfrutando los posts, que los hago con tanto cariño, hehe.

La mala raiz

2:14 PM Posted by Louisianee 2 comments
Un niño que se cría viendo a sus padres pelear, golpearse y tirarse cosas no va a reaccionar igual que uno que ve a sus padres siendo amorosos y comprensivos. El niño que vive en un ambiente hostil tiene muchas más posibilidades de ser agresivo que el que vive en un ambiente tranquilo. Claro que, como todo, siempre hay excepciones.

Es bien sabido que los jóvenes pueden copiar conductas de sus padres. Si un papá dice siete groserías en una frase de diez palabras; pues es probable que el joven diga malas palabras en la escuela o entre sus amigos.

Si determinados padres no pueden pasar tiempo con su hijo y para compensarlo le compran cosas sin pensar, dándole todo lo que quiera y cuando lo quiera… están creando un pequeño desastre. Lo peor que puede hacer una pareja (sea buena o no), es darle todo a sus hijos. Está bien que uno quiera darles todo lo que no ha podido tener cuando niño, que uno desee que sean felices y tengan el mundo; pero, ¿qué pasa cuando se consiente demasiado a un pequeño? Si esto sucede a temprana edad, es lo común que el niño llore, grite y patalee –avergonzando a sus padres en público- sólo para obtener algo. Y hay algo peor aún –que como yo digo, es ponerla y luego regarla-, que es… complacer al niño precisamente luego de su berrinche. El niño entenderá que debe hacer berrinche –y bien terrible- para que se le de lo que quiera.

Esto es definitivamente algo malo. El niño crecerá pensando que sólo hace falta armar un alboroto para obtener lo que quiere. A esta clase de niños se les llama “malcriados”. No consentidos, ni berrinchudos… malcriados.

Árbol que crece torcido pues difícil de enderezar es. Es por esto que las personas ya adultas tienden a:
-Echarle la culpa a otra persona.
-Hacer  berrinches
-Extorsionar
-Chantajear
-Chismear
Y pare usted de contar.

Cada vez se ven más situaciones cuyos titulares podrían ser:
-   La zorra aquella me robó el novio.
-   Esa loba me quitó mi empleo.
-   ¡Ese hijuemadre me engañó!
-   Mujer fue golpeada hasta morir por su esposo.
-   Niños maltratados por su niñera
-   Niños abandonados por sus padres
Y, como he dicho, pare usted de contar.

Animémonos a cambiar aunque sea un poquito. Animémonos a ser más comprensivos, a escuchar para ser escuchados y a tratar a los demás como queremos que nos traten a nosotros. Sobretodo propongámonos a educar bien a los niños, para que crezcan siendo buenas personas. ¿Por qué? Porque si seguimos culpando a los demás, insultando y molestándonos, solo seguiremos el círculo vicioso en el que se sumerge el mundo día a día…

Un señor va conduciendo por su camino favorito, por el que pasa todos los días tranquilamente. Cierto momento, en una curva, el auto que iba en dirección contraria parecía ir descontrolado. La mujer al volante bajó el vidrio y gritó “¡cerdo!”. El hombre bajó el vidrio también y le gritó “¡vaca!”, satisfecho por salirse con la suya al menos insultándola en cambio. Unos segundos luego, el hombre atropelló al cerdito.

Desgraciadamente son más las personas que piensan que solo ellos tienen la razón. Son más las personas que miran con malos ojos a los cambios, por ser innovadores, peligrosos, o por simplemente ser nuevos.

Sonrían. Hagan bien y no miren a quién.

Es saludable…~


Y acá les dejo una caricatura de Rayma, porque la adoro (?)

¡Las mujeres invaden Marte!

1:53 PM Posted by Louisianee 2 comments
¿Alguna vez se ha preguntado por qué hay mujeres tan sumisas, tan tradicionales; hombres dulces, cariñosos, comprensivos... Y también mujeres neuróticas, mandonas, posesivas, independientes y machos machotes que andan por la vida picoteando florecillas, esperando casarse con una mujer que limpie, cocine y haga todo por bajo precio?

No todo está en la genética, cierta culpa la tiene la crianza, la cultura y eso que comúnmente llamamos sociedad.

Mientras muchas mujeres se esfuerzan por ser exitosas, buenas trabajadoras y madres; los hombres parecen haberse empeñado siempre en ser patanes de pura raza.

¿Por qué la terrible diferencia entre ambos géneros? No es mentira ni poco cierto que esta enorme diferencia, que hace a estos polos prácticamente opuestos, es que todo se debe al ADN, a los genes y a todo ese diseño perfecto que comprende el ser humano. Sin embargo, hay algo que los hace diferir aún más y que logra que se comporten como lo hacen: como brujas y patanes. Porque las mujeres se comportan como brujas, y los hombres como patanes… Que venga alguien y me lo niegue.

Los hombres son buenísimos en habilidades que requieren fuerza, concentración, ubicación en el espacio y todo eso. Las mujeres se dan mejor para la emotividad, para la expresión, para hablar. Y son precisamente así para complementarse, para unirse y ser un buen equipo. ¿Pero qué pasa cuando no se soportan? Muy mal, ¡y pienso que cuando no se soportan es que se aman mucho! (¿)

Anyways, las mujeres son mujeres… Son sensibles, cariñosas, les gusta esto y lo otro. Desafortunadamente llegó algo que se llamó el feminismo, que no digo que sea malo, pero en exceso es terrible. He visto mujeres que se desgastan muchísimo, que se esfuerzan hasta la muerte por probarse mejores que los hombres. Está bien ser independiente –es buenísimo, de hecho- pues así una es más libre y no se apegará a un hombre sólo porque él le da techo y comida. Como dije, el exceso es malo.

La competencia –que parece interminable- es casi enfermiza cuando ninguno de los lados puede ceder. Como los hombres son orgullosos, las mujeres también van a serlo. Como los hombres no lloran, las mujeres tampoco deberían hacerlo… ¡eso es mentira! ¡Lloren cuando quieran y cuanto quieran, que por eso es que ellos se mueren antes! Como los hombres trabajan, las mujeres pues también tienen que trabajar.

A parte de que hacen todo esto sin que nadie les diga que lo hagan, se quejan.
-Ay, me duele mucho la espalda y el cuello -dice ella.
-Es por trabajar tanto, amor -le contesta el esposo.
-¡Claro, es por tanto trabajar! Porque si no ¿quién limpia la cocina? Tú no sabes ni fregar un plato.
El hombre se queda así como que… “¿qué? Yo no dije nada malo… ¿o sí?”, porque encima queda que son muy sencillos y no entienden ese tipo de cosas, al menos no a la primera vez.
-Okay, amor, entiendo que estés estresada pero yo…
-¡No! ¡Tú nada! Sí, estoy estresada, estoy estresadísima -exclama ella levantándose y empezando a caminar por toda la sala-. Porque YO tengo que cocinar y limpiar y cuidar a los niños. Tengo que levantarme una hora antes que tú para arreglarme, cocinar el desayuno, preparar a los niños para el colegio.
-Yo los llevo –levanta él la mano sonriente, feliz porque contribuye.
Ella cierra sus puños con la rabia saliendo como fuego de sus ojos en una mirada asesina que se clava en los ojos de su compañero de vida.
-Tengo que estar bella siempre, todo el día; para el trabajo, para ti. Voy al gimnasio, regreso arrastrándome para ver que los niños no se han bañado y tengo que hacer la comida. A veces me traigo el trabajo a casa y mientras tú ves la televisión yo tengo que hacer todo y termino durmiéndome a la media noche para dormir solo cinco horas. ¡Cinco malditas horas!
El esposo, viéndola tan alterada, decide hacer algo al respecto.
-¿Quieres que te traiga algo, mi amor? –pregunta acercándosele.
-No, yo lo que quiero es quedarme en coma y descansar –exclama tranquilizándose y tomando asiento en el sofá.
-Pero… amor… yo te dije que no tenías que trabajar. Es decir, no sabía que te afectara tanto… Yo te dije, con mi sueldo podemos vivir bien todos. Dije que podías quedarte en casa a cuidar a los niños, sin que una niñera los tenga que vigilar.
-¡NO! ¡Yo tengo que trabajar!
-Pero estás histérica –susurra él.
-¡Qué! ¡Yo no estoy histérica! –exclama tirando los cojines del sofá-. Además, yo tengo que trabajar.
-¿Pero, por qué?
-Porque sí. Porque yo puedo. Porque yo puedo hacer muchas cosas a la vez y sobretodo ¡porque soy mejor que tú!
-Ah, Okay~

Quéjense, quéjense… Pero entonces cuando él quiera hacer algo, no se lo nieguen. “No, tú no puedes hacer eso, son cosas de mujeres”. Ah, pero cuidado y le dices “No, tú no puedes hacer eso, son cosas de hombres” ¡Cuidado! Que arde Troya.

Las chicas siempre quieren ser mejores. Se arreglan, se esto y lo otro. Salen a la calle emperifolladas pero si un hombre les dice algo, se molestan: “ay, qué atrevido, diciéndome que tengo lindas piernas, ¡JA!”. Si les molesta que les digan que tienen las piernas bonitas, dejen de usar minifaldas.

Pienso que los hombres son patanes porque ellas los dejan ser patanes. Les aseguro que si ponen los puntos claros y se defienden como tiene que ser, ningún hombre va a comportarse como un patán. Y si busca problemas, pues dénselos, pero ganen. Hahahá.

Como ya he dicho antes, no esperen a que las entiendan. Ellos nos ven como bichos raros por esforzarnos demasiado y he llegado a pensar que en cierta forma, cuando despreciamos su ayuda, pueden sentirse un poquito mal.

Cierta chica está en problemas, no puede abrir algo o no puede cargar algo muy pesado.
-¿Te ayudo? –pregunta él dispuesto a ayudar y a sentirse más hombre por ser fuertesote y presumir ante ella esas habilidades que han sido impuestas en su género. Tal cual un pavorreal se pavonearía frente a la hembra.
-¡No! Yo puedo sola.

¡Auch!

Pienso que a los chicos les gusta la delicadeza de ellas, ayudarlas y sentirse útiles. No es que sean perezosos, es que no los dejan hacer nada. La sociedad ha puesto que las mujeres hacen el trabajo de la casa y los hombres el de la calle… pero ahora, en estos tiempos… para la sociedad, la mujer es “fuerte”, porque no solo trabaja en la casa, sino en la calle también. ¿Qué piensan los chicos de eso? Díganmelo.

En mi opinión, ambos deben poner de su parte. Y punto (.)

Por cierto… ¡Es saludable!





Los estoy defendiendo demasiado uwu...
Solo por eso, chicas... Entrenen a sus novios o esposos. Recuerden que pueden amaestrarlos como a perritos~

Pixels

Solo porque es genialoso.



PIXELS by Patrick Jean and OneMoreProd.
And Thanks to Max

David After Dentist

Yay, David After Dentist.


¡Lo prometido es deuda!

La Flor de Dos Colores

11:34 AM Posted by Louisianee 1 comments
Alguna vez hubo en la pradera una flor de dos colores. Era increíble. Los floristas iban y venían, cuando estaban lejos veían un solo color, pero cuando se acercaban, se percataban de que tenía dos colores y desecharon el usarla para algún adorno floral. Las otras flores se burlaban de la pequeña flor de dos colores. ¡Era tan extraña! No habían visto otra igual. Y aunque se podría poner en duda si era la única, para ellas, con solo esa chica pradera como su mundo, era la flor más única y extraña.

Alguna vez un religioso la vio y exclamó con furor: “¡Una flor poseída por el demonio!” y corrió lejos de la pobre flor que se entristecía cuando alguien más se alejaba por culpa de su rareza. “No puedo dejar de tener dos colores solo para ser aceptada” se decía con melancolía.

Alguna vez unos niños juguetones pasaron y vieron a la flor, quisieron arrancarla, pues era hermosa. Sin embargo, al ver su otro color, decidieron dejarla. “Oh, pobre flor, no deberíamos arrancarla, luego se marchitaría y esos dos lindos colores dejarán de estar en un mismo botón”, dijeron.

Alguna vez sus espinas salieron. El resentimiento era intenso. Cuando por fin intentaban tomarla, las mismas hacían sangrar las manos tan desprevenidas, que indudablemente caían ante la defensa de la pequeña florecilla.

Alguna vez pasó entonces un joven hermoso, lleno de asombrosas cualidades. El joven la vio de lejos. “Oh, que hermosa flor”, pensó. Quizás le gustaban las flores, quizás no. Pero decidió llevársela. Para ello, tomó una gran porción de tierra y la metió en un jarrón para no arrancarla y que se marchitara. La florecilla no se resistió, dejó que la llevara, no lo lastimó. Él la llevó a su hogar y la dejó entrar allí. Para la pequeña flor era todo un mundo nuevo. Mil cosas diferentes que no conocía. El muchacho la puso en su ventana, con su otro color viendo hacia afuera. ¡Qué agradecida estaba la florecilla por haber sido aceptada por ese joven amoroso! Un día, el muchacho fue a cambiarla de posición. Estaba enloquecido por esa hermosa florecilla y quiso tenerla más cerca. Así que pensó llevarla a su habitación. Estando ahí le dio una vuelta y cuál sería su sorpresa al ver el otro color de la flor.

- Oh, cuidador mío. Que me has dado la posibilidad de conocer tu mundo, de conocerte a ti. Que me has brindado el amor que necesitaba para ser feliz. Que me has dado agua cuando he tenido sed. Que me has dado luz cuando me sentía en las sombras. Que me has dado alguien de quien recibir amor. Oh, amante mío… ¿Serías capaz de desecharme? ¿Qué he hecho para que me mires con extrañeza? ¿He hecho algo realmente malo? ¿Te he herido con mis espinas alguna vez? Si solo he sido pacífica. Si te he dado lo que a nadie. Si he confiado en ti para que me trajeras a este nuevo mundo. Si he cambiado por ti. Si he estado feliz de tenerte como dueño. Te pregunto de nuevo, amor mío… ¿Serías capaz de desecharme?

> ¿Me dejarás ir…? ¿Dejarás ir a la flor que nunca antes habías visto? Tu flor de dos colores…

> Y que me lleven al infierno por ser diferente. Que dos mundos en mi cabeza estén. Id y SuperEgo entrelazados. Puestos de acuerdo para alejarse y juntarse en situaciones inesperadas. ¿Por qué me traicionan, sentidos? Un sí y un no… que combaten incansables para convertirse en un “no sé”. Un sí, un no… que se convierten en ángel y demonio. Azúcar y sal. Agua y aceite. Bien y mal. Pero si no te he herido, dueño mío… ¿Lo he hecho? He mostrado ante ti un color. Al confiar en ti, pensé que aceptarías este otro extraño. Y tú tan distinto. Que pensé que te gustaría mi rareza. Déjame, por favor, preguntarte de nuevo, amor mío… ¿Me dejarás? Dímelo entonces. Arranca de mi toda espina de miedo, de tristeza, de odio, de rencor, de resentimiento, y si eres cruel, de amor también. Y que el agradecimiento quede atrás con la confianza. Que la escama del engaño quede en mí por siempre, que nunca jamás vuelva a brillar ante el sol. Arráncame los pétalos que aún me quedan de tantas batallas. Arranca mi raíz de este suelo que tu mismo me has dado. Destiérrame de este lugar que alguna vez fue el hogar de mi corazón.

Se cruel, amor mío, para no cometer de nuevo el mismo error… Pero si aún me quieres, amoroso dueño, ¿me aceptarás aún como soy? Tan extraña, tan diferente. Con dos personalidades distintas. ¿Con dos colores en una misma flor?


Marzo, 2009



_______________________

Hace un año... ¿qué tal? Eso lo escribi para alguien especial <3
Y porque me hizo llorar ¬¬

Don't Stop the Music

Me gusta la versión cantada por Rihanna, sobretodo porque me gusta bailar y todo aquello... Pero -contando que no soy tan fan del pop, sino del JAZZ- esta sobrepasa por mil a la original.

He aquí: el cover de Jamie Cullum para "Don't Stop the Music" de Rihanna.



Jamie Cullum - Don't Stop the Music
<3

The Book of Eli

7:44 PM Posted by Louisianee 1 comments


The Book of Eli o El Libro de los Secretos -...-. es una película post-apocalíptica de 2010 dirigida por los hermanos Hughes, escrita por Gary Whitta y protagonizada por Denzel Washington, Gary Oldman y Mila Kunis. La película se estrenó en Estados Unidos el 15 de enero de 2010.
(Wikipedia)

El día de hoy fui al Recreo con Max a ver si me sentía mejor caminando un poco. Obviamente si hubiese sido más lejos ni loca que corro el riesgo de morir en el camino. Me, con blusa, sueter y encima una bufanda, caminé no más de veinte minutos que bien ha de haberme hecho, por aquello de la oxigenación. Para un par de cinéfilos como nosotros, la idea de dejar pasar aquella película no era opción. En fin, ya en el cine -aprovecho para comentar el mal estado en el que están los cines últimamente-, nos sentamos en un lugar táctico para que la pantalla estuviese perfectamente alineada con nuestras mentecitas.

La película empezó como si fuera un trailer de película de suspenso. De hecho, llegué a preguntarle a Max si había empezado o qué. El soundtrack que le pusieron me gustó mucho y combinaba bien con aquella atmósfera que me imagino querían dejar. En realidad yo no sabía que veríamos porque andaba perdida en el espacio, como todos estos días; así que verdaderamente me sorprendió todo lo que pude ver. Si esperan ir a verla, pues no vean nada (?).

La cosa es que, me encantó la actuación de Denzel; buenísima como siempre. Me gustó la escenografía, el vestuario, el sountrack y las piernas de Mila (?). ¿Por qué? ¡Pues porque está como para diseñar! No sé, como caminaba por aquel tenebroso escenario y parecía que iba sobre una pasarela. Era post-apocalíptica, omg, pero ella se vestía tan bien; ahí me trabajaron. Vi en Mila -que no es Jovovich- un potencial inmenso y una apariencia que me hacía pensar en Angelina Jolie (?), sobretodo al final -ya verán por qué, si es que ven la peli-.

No me imaginaba que iba a ... Lo dejaré a ustedes.

The Book of Eli. Altamente recomendable.

El Chaval

Quizás se pregunten quién es El Chaval. Pues El Chaval es El Chaval. Es el Chaval como el Che era el Che; como Chacumbele es Chacumbele. Como Hitler era Hitler. El Chaval es uno de esos antagonistas malvados que tal cual villano de película presume hacerle la vida imposible a la que acá escribe. Es un personaje de novela que grita, se enoja y encima tiene poder. Es de aquellos que quieren imponerse a los demás y no les importan las opiniones de otros. ¡Sólo él tiene la razón! Y si ha tocado la desdicha de ser menor que él, pues ahí sí se encuentra uno más abollado que automóvil de jovencita aprendiendo a manejar.

Lo peor sale a flote cuando tal personaje es de mi propia familia. Familia política más bien. Familia política con la que aún así he de vivir por circunstancias molestas y deprimentes -al menos para mi. En la novela de mi vida, El Chaval es aquel viejo rezongón -que en realidad es joven- que no sabe a quién dejarle la herencia y con eso le hace la vida imposible a la multitud de gente que vive en su mansión casa -sí, como en las novelas mexicanas. Es el que dice lo que se tiene que hacer y cuándo se tiene que hacer.

Este Chaval -que no es el Chaval de la Bachata-, debe su nombre principalmente a su procedencia; no sólo es español, sino gallego también. En realidad no es una mala persona, de hecho suele ser muy amigoso con las personas que no conoce o que no viven con él. Es popular y le cae bien a todo el mundo menos a las personas que desempeñan labores de atención al cliente; un ejemplo de eso sería la chica que toma las órdenes en la heladería... "¿cómo que no tienen ese sabor? ¿Es que tú no piensas?" última pregunta su favorita. Suele teorizar que las personas que están en el mundo están puestas ahí y en su camino sólo para decirle lo bueno que es, coincidir en todo y hacer tratos comerciales.

El problema con El Chaval... es que no puede admitir que haya en el planeta gente mejor que él. Hay que asumirlo, siempre hay alguien mejor que uno; excepto que... no hay nadie más gilipollas que el Completamente Gilipollas (Venga hombre, más publicidad para usté). Mi querido Chaval no puede aceptar que yo sea inteligente. Jamás he querido decir que sea más inteligente que él, cosa que no puedo mencionar o la Gestapo vendrá a raparme la cabeza.

El Chaval se enoja si alguien tiene más cualidades que él, porque, en vez de alegrarse, admirar y elogiar -como lo haría alguien común-; se enoja mucho y su orgullo lo enceguece, haciéndolo insultar y maltratar a la persona en cuestión. Llevo años de mi vida siendo oprimida con psicoterror. Años de que me digan que no soy fuerte, que no soy linda, que los amigos no existen, que la gente del mundo es mala y no puedo confiar en nadie. Años de que me digan que no sirvo para nada y que solo soy un problema para mi madre bella -incluyendo ahora a la Doña del Chaval.

A mi hace rato que me dio por mandar todo eso a la porra y volverme neutral. ¿Por qué? Porque El Chaval no es ni Lex Luthor, ni el profesor Moriarty, ni Light Yagami, ni mucho menos Mojo Jojo, porque no es tan inteligente. No es Sephiroth porque no es tan sexy. No es Sauron porque no es tan malo ni tan oscuro. No es Darth Vader pues no sufre de asma crónica. No es The Joker porque a duras penas entiende los chistes -al menos los inteligentes-. No es Magneto, porque no quiere eliminar la opresión de los mutantes sino oprimir a humanos, animales, mutantes y todo aquello que se mueva y respire. No es Terminator porque aunque es bueno con el matamoscas, no sería capaz de iniciar una matanza propia de un Cyborg. No es Godzilla porque su tamaño es normal. ¡Y en fin! ¡El Chaval es el Chaval! Es un supervillano sui generis. No tiene superpoderes, ni audacia, ni malicia. No quiere venganza, no desea destrucción masiva, no planea dominar el mundo, no quiere matar a nadie. ¡SÓLO QUIERE TENER LA RAZÓN!

Penosamente mi villano de novela para imponer su razón no usa sino tretas infantiles propias de un tripón. "¡Yo tengo la razón y tú no!", "¿Por qué?", "¡Porque sí, porque YO lo digo!". Es un ser no razonable que quiere tener la razón. ¿Cómo la ven? Un capricornio loco que se quiere imponer y ya. ¿Por qué? Porque dime de qué presumes y te diré de lo que careces. Se vale de hacerse ver mejor porque intelectualmente no puede lograrlo... ¡qué digo intelectualmente! Física y posiblemente no puede lograrlo.

Tanto así que ... Leyó "Flor de Dos Colores" y me dijo que era terrible. Le dije que no le criticaba su opinión; pues opinión es opinión y muy personal que debe ser. Sin embargo, parece que al ver que ni me inmutaba, decidió lanzar esta: "Yo podría escribir algo mucho mejor que eso". "¿Ah sí?" le pregunté con ganas de leer aquellas palabras que salieran de su mentecita. "Sí, claro que puedo escribir algo mil veces mejor" repitió, como cosa rara. "¿Alguna vez has escrito algo de este tipo, es decir, un cuento?" pregunté porque no sabía, y quien no sabe, pues pregunta. "No" fue su simple respuesta. Venga el burro a hablarme de orejas.


Anyways. El Chaval es como mi hermano; lo conozco desde que tengo memoria. Y al Chaval lo quiero mucho. Es buena persona, sólo un humano imperfecto que peca de soberbia todos los días de su vida.

Leafy Sea Dragon

9:52 PM Posted by Louisianee 1 comments
Phycodurus eques. Leafy Sea Dragon o Dragón Foliado de Mar es un pez, -sí, un pez- sui generis y hermoso que habita en las aguas de las costas sur y oeste de Australia; apuesto a que lo imaginaban. Mi experiencia me susurra al oido que los animales más bellos, raros, extraños y sobretodo peligrosos se encuentran en Australia. Debe su nombre a la extraña forma en la que se camuflajea. En realidad este pariente del Caballito de Mar parece una planta marina, viviendo entre algas y arrecifes. Es considerablemente mayor que el Caballito de Mar porque éste puede llegar a medir hasta casi medio metro de longitud.

El dragoncito de mar se mueve lentamente con unas aletas diminutas que apenas se ven y si se puede fijar uno bien, es lo que lo hace diferente de las algas que hay en el entorno en el que se desarrolla; ese movimiento le hace parecer un alga común para que así, los camaroncitos más pequeños que esperan refugiarse en su follaje, en realidad sean tragados por la pequeña boquita del dragón de mar. Este pequeño de la clase de los Actinopterygii se alimenta también de plancton, algas y otros pequeños organismos. De hecho, es tan lindo porque parece apenas una planta y se traga a sus diminutas presas como si fuera una pequeña aspiradora.

Este especimen del reino Animalia no tiene depredadores en su hábitat sino el ser humano, aunque no se lo coma. En realidad vive muy apaciblemente en aquellas tranquilas costas. Sin embargo, a veces es atrapado junto con otros peces o por coleccionistas de animales exóticos. El dragón de mar macho, al igual que su pariente caballito de mar, es quien lleva los huevos que la hembra pone en su cola donde permanecen hasta desarrollarse y nacer. ¡Vivan los padres! ¡Vivan los pinguinos!

Anyways. Detesto pensar que este pecesito, que vive tranquilo en su hábitat, esté en el grupo de los "casi amenazados". El gobierno australiano protege firmemente al dragón de mar pero sin embargo... la contaminación afecta, como sabemos, al mundo entero y es triste que animales tan bellos como estos se vean perjudicados por una serie de personas que no piensan en dónde tiran la basura.

Personalmente siento como si ya no se pudiera hacer nada al respecto... Pero en vez de acelerar las cosas, ¡retardemos el efecto! Unámonos, organicémonos y reciclemos. Cuidemos el ambiente, porque la tierra no sólo es un planeta, es nuestro hogar.


Sufriendo por el Racionamiento Eléctrico

Sabes que estás en apuros cuando encender la computadora te hace sentir como judio en territorio nazi. No, no soy judía y tampoco he estado en territorio nazi; pero sólo hay que ver La Vida es Bella, leer el diario de Anne Frank y un par de documentales para sentir apenas un ápice de todo el dolor que se sufrió. Bien, no creo que sea igual mi sufrimiento pero seguro se acerca un poco.

Se preguntarán de qué demonios habla esta loca quien escribe. ¡Hablo del racionamiento eléctrico! Vean:




Las multas de 75%, 100% y hasta 200% para quienes no cumplan con las metas de reducción de consumo eléctrico, fijadas por el Gobierno sólo se aplicarán a los clientes de la Electricidad de Caracas.
Según un comunicado de prensa emitido por la Energía Eléctrica de Venezuela (Enelven) y la Energía Eléctrica de la Costa Oriental del Lago (Enelco) las medidas de ahorro de energía referidas a los usuarios de alto consumo serán aplicadas únicamente en Caracas, mientras en el resto de los estados del país se seguirán aplicando los planes de racionamiento programado vigentes a la fecha.
Las metas de reducción del consumo eléctrico, así como los incentivos al ahorro (las multas que implican penalización o la reducción de las tarifas aplicable en el cobro de factura para quienes disminuyan el consumo energético) fueron anunciados durante una cadena del presidente Chávez emitida a la medianoche del pasado lunes.


Es terrible, sobretodo para quienes abusamos de servicio en cantidades masivas. Nain, bien sé -al menos yo, porque no sé ustedes-, que mi único uso de la electricidad incluye apenas la pc y el calentador que hace hervir el agua con la que me baño. No veo tele, no suelo usar el microondas, no uso la lavadora ni la secadora porque lo hacen por mi (?). La ropa delicada la lavo a mano y la seco al sol. ¡Mi ropa se encoje en la secadora, o eso intento pensar cuando no me caben los pantalones! Esto se ha hecho más común en casa por el racionamiento de agua y de electricidad. No uso aire acondicionado porque son pocas las veces que tengo suficiente calor para necesitar uno. Generalmente estoy temblando como un Chihuahua. La nevera no es mía, así que no importa... Pero, a pesar de que yo soy la persona que -posiblemente- menos consume en esta casa, probablemente soy la más asediada.

Mi cuñado está muy preocupado por este asunto y no se lo recrimino. Sin embargo, se preocupa tanto que está entrando en el oscuro tunel de la paranoia. Mi madre le llama "El príncipe de las tinieblas" porque apaga todas las luces por donde pasa... Como si los bombillos blancos consumieran mucha energía. Los pasillos y salones oscuros solo dan pie a ... golpes en los pies, brazos, manos, piernas y sobretodo las atormentadas rodillas.

A veces estoy usando la pc y voy un momento a la cocina. No han pasado ni diez minutos y viene alguien a decirme algo como esto:
"¡Dejaste la computadora encendida!"
Rayos... Okay, mejor la apago y cuando termine de servirme algo de tomar la vuelvo a prender (?). Me dijeron que no la usara mucho, porque hay que ahorrar electricidad. Eso lo entiendo, pero... una computadora consume entre 300 y 400 watts. En cambio, el aire acondicionado entre 1200 y 1500 watts. Cabe mencionar que la familia del mencionado enciende dos aires acondicionados durante toda la noche. Yo muero del frio mientras ellos piensan que tienen calor y usan aires acondicionados. Cuando Niece duerme en su cuarto probablemente sea peor, porque son tres aires acondicionados en funcionamiento.
-Apaga la computadora.
-Pero -suplico con mis ojitos de perrito.
-Pero nada, no gastes tanta electricidad.
Me siento mal por no poder decirles algo como: "De qué hablas? tú gastas muchísimo más que yo." Pero no puedo, porque están en su casa. Hablaría de algo que no es mentira, pero no lo tomarían en cuenta.
-¿Sabes lo que les pasa a los que consumen drogas cuando no pueden consumir?
-¿Les dan ataques extraños?
-Pues eso me da a mi cuando no tengo la computadora -grito entrando en modo Ray Charles cuando estaba en rehab.
Nope, no sé si eso sería lo peor o no. Aparte de la cantidad de electricidad que YO stoleo y acumulo en mi cuerpo, electricidad que me da cosquilleos y que no es más que el simple psicoterror que me tiene montado este hombre; me da tembladera al oler su perfume y escuchar sus pasos que con oido de un can percibo. ¿Por qué? Porque al menor tecleo que haga, al ver la luz de mi monitor colarse por la puerta... ¡vendra a decirme de mal modo que apague mi pc! ¡Que apague mi pc, por Dios! ¡Me lleva y me trae!
Por eso mismo he estado conectándome ya bien noche. Trato de evitar verla durante el día para no sucumbir ante las ganas de deslizar mis deditos por mi hermoso y negro teclado. Me siento como si me estuviera robando el cable o el tofu de alguien. Me siento como si violara la ley, como si comprara Call of Duty en un centro comercial. El racionamiento eléctrico no sólo ha afectado mi dosis diaria de la pc sino de internet también. Por causas ajenas, claro, ya que lo que tengo que decir no se relaciona mucho.
Mi madre, mi hermana, mi cuñado y yo estabamos sentados a la mesa hablando de trivialidades. Mi madre, tan bella como siempre, con voz dulce y amable le propuso que pagaría por el teléfono y por lo tanto, por el internet. Debido a que yo soy quien usa el internet acá, ella desea pagarlo.
-¿Y no sería bueno también aumentar la capacidad del intenet? -preguntó ella mientras discretamente hacía una sugerencia.


Él sólo se sorprendió, soltó lo que tenía en la mano y puso su cara como si estuviése preparándose para dar un enorme discurso.


-¿Para qué quieres más internet? Tú no usas internet.


Mi madre quería mirarme a mi y yo no tenía ganas de soltar ni "a" en esa conversación. Todos en la mesa sabíamos quién usaba el internet. ¡YO! Pero ninguna de nosotras diría algo. De hecho, creo que las tres sabíamos por dónde iba él.


-¿No sería mejor? -preguntó mi madre bella.
-Tú no usas internet, no lo necesitas y no lo usas. Tampoco es como que lo necesites, ni que lo uses. ¡Porque no lo necesitas! ¿Para qué quieres internet más rápido?


Mi madre ya no sabía bien qué decir, pero sin embargo se mantuvo firme.


-Es solo que así nos beneficiamos todos.
-¿Cómo se mide eso de la rapidez del internet, cómo es que nos beneficiamos? Ya tenemos 56kb. Es lo ideal. No necesitas más de eso. ¿Por qué necesitas más de 56 kb?
-Ehmm...


Mamá se quedó así como sin habla porque no sabe mucho de eso. De hecho, sabe demasiado de computadoras y tecnología para su edad.


-¿Alguien sabe? -preguntó como si nos retara.


Yo levanté mi mano casi tímidamente.


-El tiempo que me toma descargar... por ejemplo, una canción, con 56 kb serían como 5 minutos... Mientras que con 1MB podría descargarlo como en un minuto o menos. Lo que quiero decir es que me ahorro mucho tiempo. Muchísimo de hecho. Las páginas se me abrirían muy rápido.
-¡Tú no necesitas tanta rapidez! -dijo disgustándose y ya casi perdiendo los estribos.


Yo me asusté un poco y me callé.


-En primer lugar tú no tienes por qué abrir tantos programas -continuó.


Me quería sonreir, pero sabía que no podía o me gritaría más.


-Realmente solo abro Messenger, Firefox y el Reproductor -repliqué sin levantar mi voz.
-Pues siempre tienes un monton de cosas abiertas.
-Ah, ¿pestañas?
-No lo sé, como sea. ¡Tienes muchas! Por eso el internet te anda lento.
Pensé "el internet no me anda lento porque abra muchas pestañas... el internet me anda lento porque es lento... 56 kb, hahahá". Pero no dije nada, porque probablemente moriría de asfixia. No solo me causaba gracia que dijera que 56 kb eran suficientes ¡para mi! Sino que confundiera la rapidez del internet con la memoria ram... He tenido que dejar de jugar castle age porque se tarda demasiado en cargar la lista de personas a quien matar. Cuando los clickeo ya están muertos por ahi. ¡Qué terrible!
Él repitió lo mismo como una canción puesta en loop durante tres o cuatro veces; seguido por mi mami diciendo "ya entiendo", "ya entendi...". Luego de eso mi madre dijo que solo quería proponer algo, solo una sugerencia; que él no tenía por qué ponerse así.
-Es que tengo que repetirles las cosas sopotocientas veces para que las entiendan. ¡Porque quiero que acepten lo que les estoy diciendo! -gritó prácticamente admitiendo que quería imponerse tal como lo haría un rey.
-Eso se llama adoctrinamiento -musité lo suficientemente fuerte como para que me escuchara.


Fue un momento que de recordarlo me hace pensar en cuando el Coronel Hans Landa irrumpió en la casa donde Shosanna y su familia se escondían, en Inglorious Basterds. En ese instante me senti como una simple opositora al cruel gobierno y que me dispararía en la cabeza por solo susurrar la vil palabra "adoctrinamiento". Posiblemente es porque cada vez estamos más cerca de vivir asustados por lo que hablamos y por lo que opinamos -al menos los venezolanos.


Casi sentí una enorme ola llevándose y arrastrando mi cuerpo hacia la orilla donde tragaría arena y medusas. Pero no, simplemente asintió, admitió enfadado que sí, que era adoctrinamiento. Luego de eso siguió más plática sin sentido y se marchó molestísimo.

¡Ya dejen de preguntar por qué no confío en nadie!

Sheltie

Aprovecharé la oportunidad que me brinda este día de poder encontrarme acá y que el fastidio me deje escribir para hablar sobre una de mis razas favoritas... el Shetland Sheepdog o Sheltie for short. No lo confundan con el Collie (Lassie) porque este perrito es como la mitad de la estatura que posee el Collie comúnmente. No se confundan... Pese a que parece un Collie de Pelo Largo (Lassie) miniatura -como lo sería un poodle miniatura- , su raza padre no es el Collie (Lassie -haha-) sino el Border Collie. Ya sé que es algo extraño, puesto que el pelaje de los border collie es blanco y negro; son más parecidos a los Collie, por eso la confusión. Equis, ya entendieron. (?)

Un Sheltie es uno de los perritos más lindos a mi parecer; con su pelo largo y doble manto espesísimo. Son como peluchitos muy hermosos que respiran y se mueven. Tal vez no nos importe tanto el pelaje de un peluche, pero a los Shelties hay que peinarlos mucho porque se les puede enredar todo y les molesta.

Puede que de repente un Sheltie sea molestoso cuando recién conoce a alguien, son cautelosos; son ladradores y bochincheros cuando llega alguien a casa -como casi todo perro de raza pequeña-; hay que entrenarlos a ser amables con las personas y sobretodo con los niños. Como son tan pequeños y lindos es fácil tropezarse con ellos o apretarlos demasiado.

Oh, como deseo con todas mis ansias un precioso Sheltie. Así como también un Border Collie y cantidad de otros perros con los que haré infinitos -exagerando- posts. Quisiera tener uno, I know... Pero tendría que tener una casa así como que más propia, hahá, y tener tiempo para ponerme a peinarlo todos los días un rato. Y llevarlo al vet y todo eso... A pesar de que es una raza pequeña, puede sufrir de displasia de cadera, como les ocurre comúnmente a los de razas grandes. Tengo que admitirlo, adoro demasiado a los perritos y a los gatitos, mi instinto materno se transfiere mágicamente a ellos y los quiero como si fueran mis hijos -que ni tengo-, pero siento que los quiero así. ¡Já!



By the way, así es como luce un Sheltie junto a un Collie de pelo largo.

Love you to Death

10:33 PM Posted by Louisianee 1 comments


Love you to Death

Hacía cuatro otoños se conocieron. Ella tenía quince años y como rosa negra salvaje florecía. Aún en ese entonces, ella sabía que moriría. Estaría destinada al cruel final en la flor de la juventud de aquel encanto maligno y malvado que sobre sus hombros se posaba. Ella tocaba el violín y se sentaba a tocarle una melodía al astro mayor que se iría pronto a dormir. "Sé que cada día que te escondes, es un día menos en mi vida", susurró. Con un abrigo en las manos él apareció, sorprendiéndola. Ella se dio la vuelta, colocó el violín a un lado y lo besó.
El tiempo pasó lento. Todo parecía normal. Cada día la misma rutina. Levantarse, comer un rico desayuno, caminar por los jardines y tomar té y galletas antes de la puesta del sol. Había algo mal en ella... la delataba la visita del doctor cada semana. Varios vestidos iban a la basura manchados de sangre. ¿Qué padecía la princesa? Sus mejillas rosadas fueron reemplazadas por un par de sombras oscuras en sus verdes ojos. Su cabello negro se debilitaba al pasar de los días y en su pecho latía un corazón débil mientras el nudo en la garganta era cada vez más difícil de desatar.
Su cabello sujeto por una cinta y un par de guantes para el frío. Él tomó una de sus manos y la llevó a la colina. Caminaron algunos minutos y conversaron trivialidades. El joven con suavidad su mano apretó e intentó sonreír. Escondiéndose el sol nostalgia le causaba y no podía evitar sentirse triste al malestar de su adorada percibir. Una hoja se posó sobre su hombro y le hizo reaccionar. Entonces la miró inmersa en algún pensamiento o sólo absorta en la calidez del paisaje, del increíble color de las nubes y el cielo naranja. Una brisa fría movió sus ropajes y él la rodeó con sus brazos y la estrechó tiernamente. Bajo un árbol casi despojado de sus vestiduras se detuvieron y ella llorando susurró.
–Voy a morir.
–¿Qué es el mañana sin ti? –respondió con una pregunta suave y triste.
–Siempre estaré contigo –musitó–. Soy el ancla de tu dolor. No hay fin para lo que haré –le abrazó con aún más fuerza mientras sus lágrimas recorrían sus mejillas–. Porque te amo.
De repente hubo un pequeño silencio, muy suave, delicado e íntimo.
–Te amo hasta la muerte –culminó.

El cantar de las avecillas era un rumor que brotaba de los árboles como un dulce aroma. El té con limón humeaba feliz y la princesa sonreía al horizonte sus ojos posar. Las hojas ya muertas se desprendían de sus ramas al murmullo del viento y volaban presas del mismo sin poder escapar. Era una lluvia. Una lluvia de hojas del color del otoño. Tomó la taza caliente y la alzó hacia sus labios que ansiosos esperaban probar el delicioso líquido. Sus ojos se cerraron y su cuerpo cayó como una pluma sobre el mar de cojines que la esperaban en el piso. La bebida se derramó sobre su vestido pero ella nada sintió. Un par de horas luego despertó en su habitación. Abrió sus ojos muy despacio y lo encontró frente a la ventana.
–Roy –musitó ella.
Él de inmediato la vuelta se dio y sus ojos se fijaron en los de la joven. Se apresuró hacia ella y sentándose junto a la cama le tomó ambas manos y las besó tiernamente. Los ojos verdes de la princesa se humedecieron al sentir la calidez de los labios de su amado su piel rozar.
–¿Qué tal el verano? –sonriendo le preguntó. No sabía cómo podía sonreír y sentir tantas ganas de echarse a llorar al mismo tiempo.
–¿Qué es el mañana sin ti? –respondió quedo y casi ronco repitiendo lo que alguna vez dijo con anterioridad–. ¿Es nuestro último adiós?
Ella no respondió. Sus ojos cerrados permanecieron casi un minuto hasta que él se percató de lo que eso significaba. Le llamó por su nombre repetidas veces, sintiéndose vencido cada vez que lo decía. "Responde", murmuró desesperándose. Las lágrimas brotaron sin temor y el sentimiento se expresó libre en su rostro. Se echó a llorar entonces sobre el cuerpo de su novia. Tomó las suaves sábanas entre sus dedos y las apretó ligeramente. El aliento se sentía desgarrado y su voz en el llanto de la fuerte aflicción se quebraba. Pero el dolor llegó muy profundo y esas heridas nunca sanarían... pues el pesar de la pérdida era más de lo que él podía sentir.

Cada otoño iría entonces a aquel árbol y se sentaría bajo el mismo cuando la suave brisa le susurraría las mismas palabras que ella le dijo. Y así su amor y su alma sentirían su piel rozar. Pero la estaca en su pecho ardería como la vez en que fue incrustada y arderá por siempre hasta que con su amada logre reunirse por fin.


05 Nov 2009




___________________________

Well, este escrito pues ya tiene la fecha... Es ridículamente cursi pero lo hice inspirada en la canción homónima de la banda Kamelot.

My Big Mac

My Big Mac

Él puso dos velas. Las encendió y arregló correctamente la mesa. Todo era tan elegante como en una clase de protocolo y etiqueta. De pronto sonó el timbre. Era ella. Su amada había llegado y él se fijó en que todo estuviera perfecto. Había prometido una velada romántica. Su traje formal lucía impecable. Ya listo, se apresuró a abrir la puerta y allí estaba ella. Con su hermoso vestido amarillo. Se veía perfecta con aquel suave peinado recogido. Sus piernas desnudas invitaban a mirarlas. Su cuello descubierto y armado solo con una gargantilla era tan deseable e irresistible que no podría ni pensar en ello. Una sonrisa de complicidad apareció en el semblante de ambos.
–Oh, pasa. Llegas a tiempo –dijo él invitándola a pasar.
–Gracias por invitarme, qué gusto.
–El gusto es mío –afirmó él mientras la miraba de arriba a abajo disimuladamente.
Ella abrió bien sus ojos como platos. Le resultaba increíble tanta formalidad, tanta gala, tanto romance. Por un momento pensó que tal vez le pediría matrimonio, pero desechó la idea por tomarla como demasiado alocada. Él la invitó entonces a sentarse con sus finos modales y ella asintió complacida por la amabilidad del joven, que de inmediato, corrió hacia la cocina. La muchacha se quedó pensando y pensando en qué comida tan especial traería él para comer como la misma realeza. Y desde dentro se oyó su cálida voz.
–Es algo que te va a gustar -dijo mientras se acercaba.
Traía dos bolsas grandes en las manos. Grandes y de un opaco marrón. Se identificaba claramente una gran M y una pequeña frase que decía "me encanta". Ella enarcó una de sus cejas.
–¿Qué es esto? –preguntó con desagrado.
–¿Qué? ¿No te gusta el Big Mac?


Abril, 2009



_________________________

Qué casualidad que estemos en abril. Precisamente en abril del año pasado se me ocurrió esto. Se me ocurrió por una personita muy especial a la que me gusta llamar Ken-kun, o Ken-chan a veces.

Pienso que el romanticismo no depende de la comida. Pienso que la galantería no es precisamente un plato de salmón, caviar o langostas con un vino blanco. Vivir de lujos para compensar carencias es clásico pero trágico. Para mi es tan simple como una caricia dada en el lugar justo. Es un beso lleno de ternura y cariño. Ken-kun me enseñó eso. También recuerdo un post que lei de Viviana (De Profesión Ex) llamado El Lenguaje del Amor. Siento que Viviana ha dado en el clavo al escribir tales palabras. Es muy común que un día en la playa, descalzos y comiendo un simple pescado sea más memorable, dulce e íntimo que una cena en un restaurant famoso cuya reservación sea difícil de conseguir. Nada en la vida puede comprar la calidez que da la persona querida. Nada es mejor que pasar el tiempo con quien se ama, así no se haga absolutamente nada; la simple compañía suele valer más que cualquier cosa.

Mientras lo leia de nuevo al colocarlo acá recordé las palabras de "El Tauromáquico", que recién acabo de leer su último post. Las mujeres realmente se visten como se visten para que las vean; para que las deseen. -Fíjate tú, chico, que ese cuento lo escribi el año pasado y recién hoy que leo tu escrito no me queda más que coincidir y asentir delicadamente;*Hablándole al Señor escritor de dicho blog*. - Bah, demasiada publicidad por hoy.

Disfruten de la tontera, es saludable.



Esto si no es saludable... pero ¡Yum! ¿No les provoca un poquito?

Anger

Estoy muy molesta con las personas que leen y no comentan ¬¬. Es decir, followean, favoritean... están al pendiente; leen en lo que posteo... ¡Pero no responden! ¡No comentan!

¿Saben qué? Estoy HARTA de todo esto. No lo soporto más. No sé cómo no pueden comentar, son unos miserables y los detesto a todos. Siempre escribo con amor y cariño para todo aquel que lea y son tan desconsiderados... Me siento demasiado mal al respecto, ¡estoy demasiado herida! Wuaaaaaaaaaa


¡No voy a escribir más! Olvídense de mi blog. Damn.








By the way...
April's Fool.





Princesses War

6:42 PM Posted by Louisianee 0 comments


Coming Soon!

El Perrito Maltés

12:02 PM Posted by Louisianee 2 comments
Un turista de aquellos que suelen ser demasiado limpios para sentarse en el piso decide llevar a su pequeño perrito Maltés a su cacería en África para no sentirse solo. Aclaro antes que el perrito Maltés es pequeño, bonito, delicado, tierno y todo lo demás. Ya en el lugar, pasado un tiempo, el perrito correteando mariposas se aleja del grupo y se pierde; comienza a vagar solo por la selva.

Volviendo un poco en si, el pequeño perrito Maltés se percata de la presencia de una enorme pantera corriendo hacia él. El perrito comienza a temblar inevitablemente, pero sin embargo, bajo aquella peluca peinada de peluquería, una ratita esquelética trata de pensar rápido qué hacer. Mientras piensa y sus ojos van de un lado a otro buscando algo, ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos. Entonces, cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:
-¡Ah! ¡Qué rica pantera me acabo de comer!
La pantera lo escucha y, frenando en seco, gira y sale despavorida.
-¡Quién sabe qué animal será ese! No quiero que me coma a mi también -exclamó pensando que sería peligroso, tomando en cuenta lo desconocido que le parecía.

Un mono que andaba por ahí, trepándose en un árbol cercano y que había visto y oído la escena, sale corriendo tras la pantera -chismoso como todo mono- para contarle cómo el perrito Maltés le engañó vilmente.
-¡Como serás pendejo! Esos huesos ya estaban ahí. Además, es un simple perro -informó como si fuera el mono más inteligente del mundo.
El perrito alcanza a darse cuenta de la idiotez del mono.
-¿Así es la cosa? -pregunta arrecha-. ¡Súbete a mi espalda, ahora mismo vamos a ver quién se come a quien. ¡Porque de mi no se burla nadie! -grita y sale corriendo la pantera como el viento a buscar al Maltés.

El perrito, aunque tenga una maraña de hebras en la cara, ve a lo lejos perfectamente que la pantera se le viene encima, igualmente arrechísima y con el mono chismoso arriba.
-¿Y ahora qué? -se pregunta todo asustado el pequeño perrito.
Entonces, el perrito, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto y cuando la pantera está a punto de atacarlo de nuevo, el perrito dice:
-¡Este mono hijo de $%&%! ¡Hace como media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no aparece!


MORALEJA:

'EN MOMENTOS DE CRISIS, SÓLO LA IMAGINACIÓN ES MÁS IMPORTANTE QUE EL CONOCIMIENTO'.

Procura ser imaginativo como el perro, evita ser pendejo como la pantera, pero nunca seas chismoso como el COÑO e' madre MONO.