Sudáfrica 2010

Monday, June 28, 2010 4:43 PM Posted by Louisianee
El mejor momento para escribir esto pudo haber sido luego de que Alemania se clavara a Inglaterra (4:1) el día de ayer en la mañana. Tal vez esta escritura pudo haber sido provocada por el hermoso gol que metió Okazaki Shinji con ayuda de Honda Keisuke en Japón – Dinamarca (3:1) el 24 de junio. Pero no, esos momentos me dediqué a saltar y gritar, pensando en tomar un par de cervezas inexistentes en pos de celebrar. Esos momentos me emocioné tanto que sólo pude tipear “GOOOOL” en las ventanas de todos mis amigos.

Tal vez oír el partido vía radio porque es lo que queda. Cruzar la calle y gritar “¡GOOOOL!”. Es terrible no poder ver un partido deseado… Es terrible recurrir a la voz del comentarista cuyas palabras son en un 70% publicidades. Claro, aunque uno se pueda imaginar perfectamente cómo va la jugada… no es lo mismo ver a los caramelitos que juegan en sexys shorts corriendo tras el balón. Cayéndose, tropezándose, golpeándose y por supuesto, metiendo goles.

Y es que el futbol no se trata de correr tras una pelota nada más, no se trata de meter el balón en la portería contraria (aunque técnicamente sí). El futbol es algo más. Es técnica, es determinación, es fuerza, decisión, rapidez física y mental, emoción y pasión.

También podría escribir esto pensando en la triste conmoción que sentí al ver a Alemania perder contra Italia en Alemania 2006. Porque es otra de las emociones que brinda este deporte. No sólo es ganar, ganar… El equipo al que vamos puede perder y si se es un fan entregado, el dolor es inmenso.

Pintarnos la cara, ondear banderas, seguir los partidos y darles ánimo a unos jugadores que ni saben que existimos es una pequeña salida a la depresión que a veces nos causa la vida real. Porque además de que los que lo seguimos, lo seguimos porque nos gusta, es una sensación que no nos puede brindar nadie con ningún gesto, sólo el futbol, sólo el juego.

La Copa Mundial de la FIFA es uno de los eventos más importantes del mundo. Bueno, en realidad creo que es el único evento que puede realmente paralizar al mundo entero. ¿Por qué? Navidad puede que la celebren en todo el globito terráqueo, pero la navidad no es más aceptada que el futbol. La mejor inversión publicitaria que pueden hacer en su vida las empresas, es comprar publicidad para su marca en el mundial.

He de admitir que no sólo veo las jugadas… también a los jugadores. ¿Qué les puedo decir? Son altos, guapos, fuertes y los uniformes les quedan de un bieeeeeeen. Hahahá. Otra cosa es ser un fan superficial. Comprarse las camisas por lucirlas y no ver los partidos. Me conozco varios que gritan a vox populi adorar a tal o cual equipo y perderse los juegos. Está bien, no lo critico. Lo que no me parece es que me llamen LOCA por decir “Qué bien estuvo el pase de fulanito a zutanito”… Es lo más de irracional tachar con “locura” al comentario técnico (que ni al tecnicismo raya).

A mí el futbol me gusta… No, no me gusta nada más, me encanta, me fascina. Así que por favor, deténganse un momento, relájense. Dejen de mortificarme y pedirme que vaya a clases cuando hay partido… ¡Sólo ocurre cada cuatro años!

1 Response to "Sudáfrica 2010"

  1. LA YOLI Says:

    Esto... a mi no me gusta mucho el futbol. Pero el partido de ayer me encantó. Coño, que hasta grité Golllllll. Luego me dió vergüencilla, pero es que me dejé llevar :)